Cien años comprometidos con la arquitectura

Este 2014 fue un aņo de gran importancia para la arquitectura uruguaya.

Es que la Sociedad de Arquitectos de ese país cumplió un centenario de existencia. Y no se trató sólo de la celebración de un aniversario institucional sino del reconocimiento del que SAU es merecedor como integrante fundamental del desarrollo histórico urbano y profesional en Uruguay.

Edificios, diseño urbano, sustentabilidad, pensar en un modelo de ciudades que estén de acuerdo a las necesidades de cada época durante estos cien años han sido parte de las tareas de la SAU que, además, ha acompañado la labor cotidiana de los arquitectos uruguayos, defendiendo sus ámbitos y condiciones de trabajo.

Esta institución, que supo cómo acompañar los vertiginosos cambios del siglo XX y XXI decidió celebrar con la comunidad, y durante todo el 2014, su existencia. Y lo hizo a través de diversas actividades propuestas según un extenso y cuidadoso calendario.

Entre mayo y junio una muestra fotográfica a cielo abierto dio cuenta del recorrido histórico y los grandes logros de la arquitectura uruguaya. Fue un trabajo realizado por la Sociedad de Arquitectos del Uruguay, la Facultad de Arquitectura y la Intendencia de Montevideo; compuesto por tres exposiciones simultáneas que abordaban tres temáticas diferentes: Concursos de arquitectura, espacios para la educación y espacios públicos (en Parque Rodó, el Prado y Ciudad Vieja de Montevideo).

El 22 de mayo, en el Ateneo de Montevideo, tuvo lugar el Acto protocolar en conmemoración de la fundación de la SAU. Este sitio fue elegido para este importante encuentro pues es allí donde, hace cien años, un grupo de soñadores arquitectos dio los pasos fundacionales para constituir esta sólida organización. No es menor el dato, pues habla de la importancia que la SAU tiene en la sociedad uruguaya, el hecho de que el Correo haya lanzado un matasellos especial con este acontecimiento.

Esta misma semana de mayo, también quedó inaugurada la exposición: “100 años de arquitectura en Uruguay", en el Subte Municipal. El equipo organizador de esta muestra estuvo formado por los Arqs. Pintos y Baptista, junto con el escenógrafo Osvaldo Reyno y el curador de la muestra, Arq. Leonardo Gómez; y versó sobre un siglo de arquitectura a través de cuatro grandes temas: Arquitectura y Nación, Arquitectura y Arte, Arquitectura y Lugar y Arquitectura y Tiempo. “La arquitectura ha abordado históricamente múltiples escalas de actuación que incluyen objetos, monumentos, edificios, espacios abiertos y todo aquello vinculado a lo urbano y territorial. Resulta difícil reflejar esta multiplicidad de propuestas realizadas durante un siglo en una muestra reducida, pero se ha intentado presentar ejemplos que incluyen monumentos y memoriales, plazas, trazados de vías monumentales como la rambla Sur y la diagonal Agraciada, parques e intervenciones en vías públicas, como peatonales y ramblas”, puede leerse entre las líneas de presentación de dicha muestra.

Por su parte, y como cierre de las actividades, el 28 de mayo se llevó a cabo una conferencia en la sala Hugo Balzo del Auditorio del  Sodre de Montevideo. En esta oportunidad se lanzó la digitalización completa de la revista Arquitectura (una publicación de alto prestigio y alcance en el país y el resto de los países americanos), que también cumplió sus 100 años. Se trata de la primera revista de arquitectura de Latinoamérica, editada por SAU.

Además de celebrar el Día del Patrimonio en octubre, y el del Arquitecto en noviembre, también como parte de los festejos por el centenario la SAU lanzó un importante Concurso de Obra Realizada. Fue la Arq. Ángela Perdomo quien confeccionó las bases para un concurso de obra realizada a partir del siglo XXI (http://www.sau.org.uy/pags/h_concurso-obra-realizada.php), que cuenta con el auspicio de la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos.

La FPAA no sólo estuvo presente en los actos de celebración de este fundamental centenario sino que celebra la permanencia, seriedad y solidez con que la SAU ha sabido acompañar a este vertiginoso cambio de siglo. Estamos orgullosos de que esta institución sea parte, y sede, de nuestra organización panamericana.