Viviendas informales, patrón de urbanización

Los loteos piratas en Colombia, las favelas en Brasil, los tugurios en Perú o las villas en Argentina, son términos distintos que se refieren a procesos muy parecidos que se presentan desde hace décadas.

Viviendas informales, patrón de urbanización en América LatinaFavelas en Río de Janeiro

Así se refirió a esta tendencia el profesor Edesio Fernandes, del Instituto Lincoln de Política de Tierras (Río de Janeiro), invitado al II Simposio de Gobierno Urbano, organizado por el Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

“La informalidad es la regla y no la excepción. Es la manera fundamental de producir ciudades; no es un síntoma de un modelo de desarrollo territorial, sino que es el modelo hecho mismo, es algo que está ahí y que no solo pasa en las grandes ciudades”, comenta el experto brasileño.

Para el profesor Fernandes, si no fuera por los procesos informales la mayoría de las personas, en especial los pobres, no tendrían acceso a la vivienda. En ese sentido, las soluciones informales han generado más y mejores opciones de acceso al suelo urbano y a la vivienda en la ciudad, que todas las políticas públicas juntas.

Sin embargo, ha originado enormes costos ambientales, sociopolíticos y sociojurídicos, y ha generado ciudades fragmentadas, sin integración socioespacial; ciudades carísimas cuya administración es muy compleja, cara e ineficiente, una urbanización de precariedad ambiental, social, constructiva y financiera.

Una manera tradicional de contrarrestar el proceso ha sido la formulación de programas de regularización de asentamientos, pero esta no es la mejor solución, ya que es una política paliativa, que no va a cambiar la naturaleza del proceso estructural de producción de ciudades.

Señala además que son políticas aisladas, sectoriales y sin continuidad, y reitera que son pocos los programas que articulan la dimensión jurídica y urbanística. De hecho, algunos de estos no tienen una dimensión socioeconómica de generación de oportunidades de empleo, de distribución de la agenda en el marco de los asentamientos informales.

Les invitamos a leer el artículo completo: ENLACE